Los Sueños Se Hacen Realidad

Son las ocho pe me o por ahí. Miro a través de la ventana y viajo con las nubes de un lugar del cielo al otro. Me van llevando sin querer a momentos importantes de mi historia.
Momentos grandes tan simples.

Suena To Build a Home de The Cinematic Orchestra.

La música tiene ese poder de llevarme, de llevarnos, por lugares donde ya hemos habitado, y a otros donde habitaremos y vamos creando de a poco con el pensamiento, con las ganas, con los sueños. Sueños que nacen de la emoción, de un deseo nuevo viniendo a la luz del mundo.
Y cuando miro hacia atrás, me doy cuenta de que un día deseé todo eso que hoy es parte de mí, que hoy es mi historia, y sonrío. Y digo gracias.

Con el viento las nubes van de moviéndose de este a oeste, y con ellas me voy yo de Barcelona a Medellín. De Gaudí hasta Botero y veo mis pies rodeando una estatua de Simón Bolívar en Cartagena, y más allá estoy estoy volviendo a nacer por dentro en las faldas de las Cataratas de Iguazú. Y sí que nací ese día. Me había sentido tan unida a cada gota de las enormes cascadas que refrescaba el vapor de ese Brasil ardiendo en el mes de Enero.

Y también estoy en Amberes, y en Hamburgo y en Buenos Aires. Y en las costas del océano índico de Sudáfrica viendo cómo éste se mezcla con el Atlántico en una línea invisible que no puedo atravesar ni con mis ojos ni con lo que siento, y que aunque no se ve sé que está ahí y es muy grande. Más grande que yo y traspasa todo lo que jamás sentí.

Y veo a las montañas de rocas enormes que miré una vez desde mi casita en las afueras de Guayaquil con menos de una década de vida — con mis ojos sembrados en mi Atlas de Océano Uno — glamorosas al lado de las carreteras en la Península del Cabo, esta vez mirándome ellas a mí a la cara, a los ojos, después de que un avión me dejara en ese lado del mundo para que yo pudiera posarme frente a ellas con mis propios pies.

Hoy soy ciudadana del mundo. De este mundo maravilloso cuyo cielo está anocheciendo en mi amada Amsterdam, de la que me enamoré hace un par de años, desde la primera vez que nos vimos, y nos empezamos a pertenecer mutuamente, como si hubiésemos sabido al vernos que un día nos encontraríamos y nos amaríamos de verdad con esa sensación que los Para Siempre traen consigo en cada amor.

Mindi

Image:Name of Artist/Shutterstock.com

2 thoughts on “Los Sueños Se Hacen Realidad

  • Un blog se alimenta de comentarios y por eso dejare el mío…
    Me ha gustado mucho este post, narras aquí de la forma más sensible lo que cada viaje te ha dejado. “Ciudadana del mundo” es para mí quizás el mejor título que uno puede recibir, más que el que la reina Isabel pueda darte (risas) sigue viajando mucho niña tulipán. Un día ojalá tus alas te lleven a templos budistas en Tailandia o a sitios tan sagrados como los hay en la India, de ti será genial leer esas vivencias. Un abrazo y que tu blog se siga alimentando cada día más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *