Guía Para Empezar A Entrenar Por Las Mañanas

Guía Para Empezar A Entrenar Por Las Mañanas




Todos quisiéramos en un momento de nuestras vidas empezar a entrenar, si no lo estamos haciendo, ya sea por primera vez o por retomar lo que alguna vez empezamos.
Vemos a tanta gente haciendo deporte en todos lados, sobretodo por estos días en las redes sociales, y nos preguntamos ¿cuándo vamos a ser como ellos?, tanto por la dedicación y por los resultados físicos.

Ellos nos son personas especiales, lo único que realmente los diferencia de los que no hacen deporte es que han desarrollado la disciplina necesaria para mantenerse en pie. Ello conlleva tres cosas: Querer, Compromiso y desarrollar Nuevos Hábitos.

img_8628

Me imagino que si estás leyendo esto ya tienes lo primero, el querer, punto para ti. Ahora vamos con lo segundo. El compromiso. Se adquiere cuando encuentras el por qué de lo que vas a hacer. Por qué o para qué son las preguntas claves. Encontrar motivos más allá del resultado físico es importante. Porque si solamente por el físico decides empezar a entrenar y aún así aún sigues queriendo y no has empezado, es hora de cambiar algo. Seguramente por este motivo siempre empezaste pero no pudiste mantenerte.

Acepta que algo de lo que estás haciendo no está funcionando, y que hay que hacer algo nuevo. Hay que pensar diferente.
Ok, te doy algunos ejemplos:

– Me ejercito porque quiero levantarme temprano y sentirme más activa.
– Cuando me ejercito siento mi autoestima subir, porque me siento orgullosa (o) de alcanzar algo, siento que soy una persona que cumple metas.
– Cuando me ejercito mi mente deja de pensar tanto y estoy presente con lo que siente mi cuerpo y noto que eso afecta otras áreas de mi vida. Que me relaja en general.
– Cuando me ejercito tengo más energía para el resto del día.

img_1925

Una vez que encuentras el por qué o para qué, puedes comprometerte con esa causa y ponerla por delante cada día que te levantes a entrenar.
En mi experiencia personal el entrenamiento matutino es lo mejor, por los motivos que acabo de mencionar y seguro muchos más, pero si no se puede o se prefiere la noche u otro horario, es perfecto también, ¡lo importante es ejercitarse!

Pero decir todo esto no es suficiente cuando suena tu alarma por la mañana. Necesitas más que solamente tener esa teoría en tu cabeza. Ahora necesitas acción. Necesitas crear los nuevos hábitos, y para eso te voy a dar una guía de cómo establecer esos hábitos día a día para que tus ganas y tu compromiso sean exitosos:

Esta es una guía para empezar a entrenar por las mañanas. Aplícala para las noches si es tu horario favorito, con las modificaciones necesarias.

img_5023

1. Escoge tu outfit la noche anterior y déjalo al lado de tu cama.
Míralo antes de dormir. No importa si no sientes que mañana querrás ir. Solo di, mañana veré.

2. Programa la alarma, y deja el teléfono lejos de tu cama.
Deberás levantarte a apagarla a la mañana siguiente. Toma 2 minutos antes de dormir para imaginar cómo se siente cuando ya estás allí entrenando y visualízate por último estando listo ya retirándote del lugar y lo bien que se siente el haber ido, y ve a dormir.

3. Apaga tu alarma inmediatamente cuando suene.
Y si te da tanta pereza siéntate en el borde de tu cama.
Este es el momento decisivo. Es el momento en el que tu mente te dirá que vuelvas a dormir.
Usa tu mente como tu aliada, no dejes que ella te use a ti: visualiza que estás saliendo de casa. No te des más chance de dudar y vístete de inmediato. Si quieres ve lento, no necesitas salir de inmediato, pero sabes que una vez que te vistes ya estás comprometido con ese día.

4. Sé permisivo y amable contigo mismo.
Si aún no tienes ganas de salir de casa — lo cuál considero yo es el problema más grande de entrenar: es cruzar la puerta — di para ti mismo y en voz alta “vamos, si no te animas una vez estando allá vas al ritmo que quieras”, por ejemplo si vas a correr di que si no sientes ganas de correr vas a caminar, o si vas al gym a hacer cardio te dices que vas a hacer solo pesas o saltar la cuerda — los chances son por lo general que una vez estando allí vas a querer hacer más que lo que tu cabeza te dice que quieres cuando estás en casa. Ok. Así es que tu único trabajo real contigo mismo es asegurarte de que salgas de casa.

Y si aún es difícil usa el plan de emergencia, este nunca falla:

5. Mira fotos en IG o videos en youtube de tus personajes fitness favoritos entrenando.
Nada motiva más que ver imágenes de alguien sudando en el gym, o unas palabras post-running. Haz esto por no más de 2-3 minutos. Lo más probable es que termines vistiéndote para entrenar en ese momento. ¡Yes!

Repite esto al día siguiente.

Escribe esta guía y ponla al lado de tu cama en un lugar visible.

Cuéntale a tus amigos que estás implementando esta rutina y comprométete a practicar estos pasos por un tiempo determinado, al menos un mes.
Ve al gym al menos 3 veces a la semana por cuatro semanas para que puedas realmente implementar el hábito en tu vida.
Después de este mes me contarás que pasa los días que apagas la alarma y decides volver a la cama… De pronto un día ya no puedes dormir más y te alistas y sales a trotar, porque de pronto te has convertido en una persona nueva, más activa, luego de ese mes. ¡Así funciona!

Recomiendo que entrenes lunes y martes, descanses miércoles y de nuevo vayas jueves y viernes. Podrías bien usar los días de fin de semana como parte del plan también. Tú eliges.

Buena suerte con eso. Espero que tus días sean provechosos.

Con cariño,

Mindi






4 thoughts on “Guía Para Empezar A Entrenar Por Las Mañanas”

  • Hola Fabi! es verdad el primer mes es difícil, pero ya después te acostumbras y hasta lo extrañas cuando no puedes hacer tu actividad física habitual.
    Excelente artículo!! 😉

    • Querida Cristy,
      Tú puedes, porque si puedes un mes, puedes más. Ponte como meta al menos seguir los pasos por tres meses. Si superas la cantidad de tiempo que eres capaz de ser constante hasta ahora, vas a poder decirle a tu mente subconsciente que sí se puede, y ella empezará a decirte que te está haciendo falta entrenar.
      Me pasa, cuando no entreno por un par de meses, siempre tengo que volver. Seguro que puedes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Please wait...

Suscríbete

Te notificaremos cuando un un nuevo post esté listo, y extra novedades. Escribe tu correo electrónico y tu nombre para ser el primero en enterarte.
SpainEnglish